Sergio y Bandegel

¿Cómo surge Bandegel?

Todo empezó en 2011 cuando me surgió la necesidad de colocar una bandeja para dejar los envases de gel en mi plato de ducha. Como muchos de vosotros me negué a hacer agujeros ya que no quería tener una marca para toda la vida en mis azulejos, así que me decidí por comprar una esquinera con ventosas.

Cuando se cayó la primera vez pensé que había limpiado la zona mal o no la había colocado bien. Cuando se me cayó veinte veces me di cuenta de que esto no tenía sentido para una ducha. Fui a comprar otra bandeja pero lo que ofrece el mercado no me convencía, así que, yo que soy una mente inquieta me puse a pensar como resolverlo.

Historia de Bandegel

Los primeros bocetos y la primera pieza hecha como pude para plasmar mi idea (con un macetero rectangular de plástico y otras piezas cortadas haciendo de soporte unidas con alambres) nada tienen que ver con lo que ahora tenemos aquí. La idea la misma, el diseño obviamente no.

Hasta 2015 fue un camino lento y difícil. Mi trabajo no me dejaba tiempo libre para avanzar en mi proyecto. Yo solo tenía la idea de lo que quería y una pieza de plástico hecha por mí para enseñarla, pero no sabía nada de planes de negocio, de dibujar, diseñar, montar una empresa, etc. No tenía a nadie en mi entorno con experiencia en el mundo empresarial que me llevara de la mano para sacar adelante mi proyecto.

Hice varios cursos, mantuve reuniones con diversas entidades públicas, asesores, etc. Todo ayudaba, pero yo no conseguía avanzar. He de reconocer que todo esto se me hacía un mundo, pero nunca pensé en rendirme. En 2015, en una comida con un amigo le hablé de mi bandeja y le mostré fotos de cómo quedaba en mi ducha y videos de cómo se colocaba. Su cara me lo dijo todo. Le encantó. Pero… ¿y cómo se sujeta sola?, ¿y no le pones nada?, ¿de verdad?, ¿todos esos botes pones y no se mueve ni se cae?… Siempre reaccionaban igual. Me encantaba.

A través de él contactamos con quien sería nuestro nuevo socio. Un chico que ya había llevado a cabo otros proyectos. Fue como empezar de cero con una idea ya creada. Fue ver la bandeja con mi mezcla de piezas y la sujeción de alambre y decir: Sergio, esto va a dar que hablar, cuenta conmigo y mi experiencia!!! Así comenzó esta nueva etapa entre los tres. Han sido dos años de intenso trabajo. Reuniones, cientos de contactos, presupuestos, diseños, moldistas, toma de decisiones, papeleos, marketing… y miles de ideas para sacar esto adelante y conseguir nuestro objetivo. La sujeción pasó por 7-8 cambios para adaptarnos a la mayoría de grifos posible hasta poder decir que con este modelo abarcamos casi el 100% de los grifos de ducha, bien sea termostático o monomando (con el mando hacia abajo o lateral) . Cada paso que dábamos era una alegría, era un paso menos para la lejana meta.

Recuerdo el día me concedieron la patente. ¡¡¡Que subidón!!! Poco a poco las cosas fueron saliendo. Planteábamos objetivos inmediatos y nos poníamos a ello. Cuando ya lo teníamos, a por otro, y así, paso a paso, dos años después, aquí estamos!!!

Somos Bandegel.

Etiquetas:
2 Comentariost
  • Irene artigas
    Publicado en 15:16h, 24 febrero Responder

    Es estupendo.!!!! Estoy encantada

  • BANDEGEL
    Publicado en 15:32h, 24 febrero Responder

    Muchas gracias por tus amables comentarios, Irene.
    Nos alegra que estés encantada con BANDEGEL y deseamos que transmitas tu alegría entre los tuyos para que sean más las personas que disfrutan de sus ventajas como bandeja de ducha.

Publicar un comentario