Todo empezó en 2011 cuando me surgió la necesidad de colocar una bandeja de gel para mi plato de ducha. Como muchos de vosotros me negué a hacer agujeros, ya que no quería tener una marca para toda la vida en mis azulejos, así que...